Polipropileno: sus ventajas en el mobiliario

La selección de materiales en la concepción de mobiliario es esencial en cuanto a la sostenibilidad ambiental, ya que cada vez más existe la preocupación por el medio ambiente. El diseño es, igualmente, un factor que se debe tener en cuenta, porque el objetivo es crear piezas no solo estéticamente agradables, sino también ergonómicas, para proporcionar mayor comodidad a sus utilizadores.

El polipropileno presenta diversas ventajas en el mobiliario. Su baja densidad permite la obtención de piezas más ligeras para fácil transporte, así como su elevada dureza y rigidez ofrecen garantía superior. Además, tiene buena resistencia a la temperatura ambiente, así como a productos químicos. El polipropileno es, también, personalizable, ya que fácilmente se adiciona colorante, sin degradar la calidad del material.

Una de las mayores ventajas del polipropileno es la sostenibilidad, puesto que consume poca energía durante la producción, así como produce bajas emisiones de dióxido de carbono, cuando comparado con otros polímeros. Puede ser reciclado varias veces y en diferentes aplicaciones.
Al ser de fácil moldeo, el polipropileno permite crear un diseño adecuado y funcional. Es el caso de nuestra línea ERGOS: sillas, mesas y bandejas obtenidas por inyección asistida por gas, proceso que permitió crear un diseño adecuado a las aulas, valorando principalmente la ergonomía y bienestar de los alumnos. Son ligeras y de fácil mantenimiento, así como pueden tener un aditivo antibacteriano. El hecho de que son producidas en polipropileno ofrece mayor resistencia y durabilidad.